Técnicas de cepillado y uso del hilo dental

¿Cómo debo cepillarme los dientes?

  • Coloque el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados donde se juntan los dientes y las encías.
  • Utilice movimientos cortos y suaves (del ancho del diente) moviendo el cepillo de atrás hacia adelante.
  • Cepille las superficies externas, internas y de masticar de cada diente.
  • Use la punta del cepillo para limpiar detrás de cada diente frontal con un movimiento suave de arriba abajo.
  • Cepíllese la lengua para eliminar las bacterias y refrescar el aliento.

 

 How-to-Brush

¿Cómo debo usar el hilo dental?

  • Tome unas 18 pulgadas de hilo dental y enrolle la mayor parte del hilo alrededor de uno de los dedos medios. Enrolle el hilo restante alrededor del mismo dedo de la otra mano. Este dedo enrollará el hilo a medida que se ensucie. Sostenga el hilo tirante entre los dedos pulgares e índices. Guíe el hilo entre los dientes con un movimiento de frotación suave. Nunca fuerce el hilo hacia las encías.
  • Cuando el hilo llegue a la línea de las encías, cúrvelo alrededor de cada diente formando una “C”. Deslice suavemente el hilo en el espacio entre la encía y el diente. Sostenga el hilo tirante contra el diente. Frote suavemente los lados de cada diente con un movimiento de arriba hacia abajo.
  • Repita esta técnica en el resto de los dientes.
  • No se olvide de la parte posterior del último diente.

 

 How-to-Floss

Cambio del cepillo de dientes

La época de resfríos y gripe nunca termina, así que si quiere mantenerse sano, poner en práctica buenos hábitos de higiene es sumamente importante. Eso incluye la buena higiene del cepillo de dientes.

La Asociación Dental Estadounidense (American Dental Association, ADA) recomienda reemplazar el cepillo de dientes, al menos, cada tres o cuatro meses. Cuando las cerdas se dañan y se desgastan por el uso, la efectividad de la limpieza disminuye. Los cepillos de dientes se desgastan con más rapidez en función de los factores únicos de cada paciente. Controle los cepillos a menudo para verificar ese tipo de desgaste y reemplácelos con más frecuencia si es necesario. Por lo general, los cepillos de dientes para niños deben reemplazarse con más frecuencia que los cepillos para adultos.

Entre otras mejores prácticas para la higiene del cepillo de dientes, se incluyen las siguientes:

  • No compartir los cepillos de dientes. Compartir un cepillo de dientes podría provocar el intercambio de líquidos corporales o microorganismos entre los usuarios del cepillo de dientes, lo que supondría un mayor riesgo de desarrollar infecciones para estas personas. Esta práctica podría ser especialmente preocupante para las personas con sistemas inmunitarios comprometidos o con enfermedades infecciosas existentes.
  • Enjuagar muy bien los cepillos de dientes con agua del grifo después del cepillado para eliminar los restos de pasta dental y partículas. De ser posible, guarde el cepillo en posición vertical y déjelo secar al aire hasta el momento de volver a usarlo. Si se guarda más de un cepillo en la misma área o en el mismo portacepillos, mantenga los cepillos separados para evitar la contaminación cruzada.
  • Evitar cubrir de forma rutinaria los cepillos de dientes o guardarlos en recipientes cerrados. Un entorno húmedo, como un recipiente cerrado, es más propicio para el crecimiento de microorganismos que si el cepillo está al descubierto.

Fuente: Asociación Dental Estadounidense

WDA